“Mejorar la posición de la mujer en el mercado laboral es responsabilidad de todos. Y, sobre todo, de nosotras mismas”

0

A pesar de que queda mucho camino por recorrer Ángeles Delgado, presidenta de Fujitsu en España, Portugal y Latinoamérica, asegura que las cosas están cambiando y el sector TIC es un buen ejemplo; al menos en lo que se refiere a la visibilidad que ofrecen las mujeres a la cabeza de grandes compañías. “Hemos visto muchas mejoras en este aspecto en nuestro país”. Sin embargo, reconoce que hay mucho espacio para la mejora y, además, indica que hay que fomentar el emprendimiento entre las féminas.

Respecto al fomento de las carreras STEM entre las mujeres, apela a la educación, tanto en las aulas como en los hogares. “Es, por tanto, algo que requiere una visión a largo plazo. Son cambios en estereotipos todavía vigentes, en los modelos de referencia y en el comportamiento y la ambición de las propias mujeres”.

El pasado 22 de febrero se celebró el día de la igualdad salarial. En España, las trabajadoras cobran un 22,9 % menos que los hombres. A su juicio, ¿qué iniciativas concretas deberían ponerse en marcha para conseguir una igualdad en este aspecto?

No es admisible que en igualdad de puesto y responsabilidad haya diferencias salariales entre hombre y mujeres. Las empresas que aún realicen estas prácticas deben revisarlas inmediatamente. Otro tema es que la mujer se ha incorporado más tarde al mundo laboral y todavía son pocas las que ocupan posiciones de mayor responsabilidad y, por tanto, mejor retribuidas. Tenemos que trabajar para favorecer no sólo la incorporación de más mujeres a la empresa, sino también el desarrollo de su carrera profesional. Hay que trabajar por la conciliación e iniciativas legislativas en esa dirección son necesarias, aunque, como en casi todo, la educación es fundamental.

Según un reciente estudio publicado en “Psychological Science”, los países con mayor igualdad de género tienen una proporción menor de mujeres que cursan estudios STEM (que identifica a las carreras de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas) que aquellos países en los que se considera que no hay igualdad de género. ¿Qué valoración hace de esta realidad? ¿Cuáles cree que son las causas que la explican?

Los países con mayor igualdad de género tienen ya mucho avanzado. Ahora hay que trabajar para que haya más participación de mujeres en las carreras STEM que van a ser muy demandadas en el futuro. Considero que la educación temprana en el gusto por estas materias es fundamental para que las mujeres orienten su formación hacia estas disciplinas.

La brecha de género STEM es un hecho en España: frente a un 18 % de niñas que muestra su preferencia por este tipo de disciplinas, se sitúa el 37 % de niños (en informática es incluso más elevado). ¿Cómo podría elevarse el porcentaje de vocaciones femeninas en este apartado? ¿Considera que acortar esta brecha en STEM es una iniciativa prioritaria para lograr la igualdad femenina?

La educación temprana en las aulas y los hogares es muy importante. Tenemos que hacer que las niñas disfruten con las matemáticas y la ciencia desde muy pequeñas, y eso tiene que integrarse en el programa educativo; y no sólo qué materias sino cómo las impartimos.

Los modelos de referencia también son importantes, debemos buscarlos en el entorno cercano y en la sociedad. Hace un tiempo participé en una iniciativa muy interesante de la Xunta de Galicia en la que varias mujeres que estamos en el mundo de la tecnología pudimos compartir nuestra experiencia con niñas en edad adolescente.

El porcentaje de mujeres que desarrollan su labor profesional en el segmento TIC apenas alcanza el 20 % en España. ¿Ve factible elevarlo en los próximos años? ¿Cuáles son las principales barreras que lo impiden?

Los datos indican que hay un incremento en las carreras técnicas de la mujer, aunque todavía no es un dato significativo. Todo empieza en la educación en la familia y en las aulas, y es, por tanto, algo que requiere una visión a largo plazo. Son cambios en estereotipos todavía vigentes, en los modelos de referencia, en el comportamiento y la ambición de las propias mujeres… todo ello requiere iniciativas consistentes y sostenidas que darán fruto a largo plazo.

A nivel general, y observando el papel de la mujer en la sociedad española, ¿cuáles han sido las mejoras que se han conseguido en los últimos años y cuál es, a su juicio, el mayor reto que queda por alcanzar?

Desde el punto de vista social y cultural, las mujeres nos hemos incorporado al mercado laboral más tarde y esto también influye, pero también creo que todo esto está cambiando y ya podemos ver precisamente en este sector a muchas mujeres a la cabeza de grandes compañías. Y hemos visto muchas mejoras en este aspecto en nuestro país.

Es cierto que, si miramos los datos del IBEX 35, sólo 1 de cada 5 son mujeres en los Consejos de Administración, lo que demuestra que hay mucho por hacer. También creo que hay que fomentar el emprendimiento ya que ahora mismo, sólo el 40 % de los que deciden emprender son mujeres. Hay que trabajar para mejorar la posición actual de la mujer en el mercado de trabajo y es responsabilidad de todos: Gobierno, empresas y, sobre todo, nosotras mismas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here