viernes, septiembre 30, 2022
Publicidad
Inicio Actualidad “Hay que lograr un equilibrio real entre hombres y mujeres, en cualquier...

“Hay que lograr un equilibrio real entre hombres y mujeres, en cualquier tipo de puesto y nivel”

igualdad - Newsbook - Tai Editorial - España

En España el porcentaje de mujeres en el sector TIC que ocupa cargos directivos (un 34 %) es similar al general, cifrado en un 35 %. Un panorama que, para Carolina Moreno, vicepresidenta de ventas en EMEA y directora general para el sur de Europa de Liferay, exige un camino de mejora. “Las compañías debemos seguir trabajando en el ámbito de las políticas y los planes de igualdad con más y mejores iniciativas”, señala. En este camino, Liferay ha anunciado su primer Plan de Igualdad en España. “Queremos ratificar nuestro compromiso con la diversidad, la igualdad y la inclusión”. Actualmente la plantilla en España de Liferay, donde el perfil mayoritario es el de ingenieros y desarrolladores de producto, se distribuye entre un 37 % de mujeres y un 63 % de hombres. “Este plan contiene un amplio conjunto de medidas y protocolos para garantizar una mayor equiparación de los sexos en todos los departamentos”, señala. En los puestos directivos, Liferay España cuenta con una paridad completa entre hombres y mujeres

El segundo elemento transformador es la confianza. “Las niñas tienen que creer en sí mismas y convencerse de que son perfectamente válidas. Se deben orientar hacia lo que están mejor capacitadas y la presencia de referentes y, obviamente, oportunidades en esos sectores ayudarán a que desaparezcan los estereotipos y las barreras”.

Según el informe “Empleo tecnológico. Navegando los indicadores en España y en la Unión Europea 2021”, elaborado por el Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI), España tenía 144.000 mujeres especialistas TIC en 2020, lo que supone que tan solo un 20 % de los profesionales del sector TIC eran mujeres. Un dato bajísimo que se debe a la falta de mujeres graduadas en disciplinas STEM. Teniendo en cuenta que la Agenda España 2025 tiene como objetivo incrementar en 20.000 el número de especialistas TIC en los próximos años y que el sector TIC está batiendo récords en creación de empleo. ¿Cómo puede España fomentar el estudio de las carreras STEM entre las niñas y poner fin a esta brecha de género? ¿Cuál es el papel que deben jugar las instituciones públicas?

Es un dato bajísimo que está muy desalineado con lo que debería ser. Desde mi punto de vista, la forma en la que se podría conseguir un importante avance se basaría en 3 pilares fundamentales. El primero es que las instituciones públicas, junto a las privadas y desde todos los ámbitos sociales, deberían ser ejemplo en lo que a conciliación y teletrabajo se refiere y sentar las bases para unas buenas prácticas.

En segundo lugar, dar más visibilidad a referentes inspiradores femeninos, mujeres en puesto de responsabilidad que muestren a todas las niñas y jóvenes que es posible desarrollar una carrera profesional en el ámbito de la transformación digital, tecnología o las ciencias, y que es perfectamente compatible con la vida personal.

Y, en tercer lugar, las instituciones públicas deben ayudar a eliminar los estereotipos creados alrededor de la tecnología y apoyar una educación igualitaria donde la innovación y la ciencia estén presentes y sean protagonistas del desarrollo económico y social en igualdad de condiciones, con independencia de géneros. Esta educación debe mostrar aspectos tan relevantes como la creatividad, el impacto en la mejora de la sociedad o el dinamismo en el sector, que dan una visión más real de estas disciplinas TIC, de su situación actual y del potencial que tienen. Esto permitirá que los jóvenes cuenten con toda la información necesaria para tomar sus decisiones en la selección de su carrera.

Hay que dar más visibilidad a referentes inspiradores femeninos que muestren a todas las niñas y jóvenes que es posible desarrollar una carrera profesional en el ámbito de la transformación digital, la tecnología o las ciencias

El compromiso de las compañías tecnológicas para motivar el estudio de carreras STEM entre las niñas es sólido. Además, en España varias de las grandes empresas del sector TIC están lideradas por mujeres, ¿por qué cree que, a pesar de los esfuerzos que hace el sector, siguen sin llegar los resultados esperados? Desde su punto de vista, ¿se les da la suficiente visibilidad a las mujeres líderes en el sector TIC para que sirvan de ejemplo a las niñas?

En España, menos del 35 % de los cargos de responsabilidad directiva los ocupan mujeres según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), dato muy similar al del sector TIC según el “Women in business 2021″ elaborado por Grant Thornton, que sitúa en el 34 % el porcentaje de mujeres directivas. Me siento orgullosa de que en Liferay España nuestro comité de dirección tiene paridad entre hombres y mujeres.

A pesar de los esfuerzos que realizamos, a nivel país no estamos en el punto que queremos y hay que incidir sobre dos aspectos fundamentales. Primero, las compañías debemos seguir trabajando en el ámbito de las políticas y los planes de igualdad con más y mejores iniciativas. Tenemos que trabajar en todos los aspectos (en el ámbito de la conciliación, la flexibilidad, la promoción, el reclutamiento, etc.) para darle la vuelta a esos porcentajes aún bajos de mujeres en el mundo TIC y lograr un equilibrio real entre hombres y mujeres, en cualquier tipo de puesto y nivel. En definitiva, que el ecosistema TIC sea el reflejo de la sociedad en la que queremos vivir.

En segundo lugar, habría que destacar la confianza. Las niñas y jóvenes de hoy en día, que serán las profesionales del futuro, tienen que creer en sí mismas y convencerse de que son perfectamente válidas. Ellas se deben orientar hacia lo que están mejor capacitadas y la presencia de referentes y, obviamente, de oportunidades en esos sectores, ayudarán a que desaparezcan los estereotipos y las barreras que pudieran existir. El sector TIC presenta unos retos emocionantes y tenemos que trasladarlos a las nuevas generaciones para que puedan seguir sus vocaciones y ser conscientes de que pueden alcanzarlas, independientemente del género.

En el caso concreto de Liferay, ¿qué medidas tienen para impulsar la igualdad y promocionar la presencia femenina en puestos directivos? 

Hemos anunciado recientemente la firma de nuestro primer Plan de Igualdad en España con el objetivo de ratificar nuestro compromiso con la diversidad, la igualdad y la inclusión. Nuestra plantilla en España, en la que el perfil mayoritario es el de ingenieros y desarrolladores de producto, se distribuye entre un 37 % de mujeres y un 63 % de hombres. El Plan de Igualdad contiene un amplio conjunto de medidas y protocolos para garantizar una mayor equiparación de los sexos en todos los departamentos, así como una misma proyección en los desarrollos profesionales de hombres y mujeres. En el año 2021 ya un 52 % de las nuevas incorporaciones fueron mujeres con una edad media de 34,5 años.

Entre los puestos directivos, Liferay España cuenta con una paridad completa entre hombres y mujeres (50 % en puestos directivos y managers). En puestos como dirección general, dirección financiera, dirección de Recursos Humanos o dirección de Marketing, son las mujeres las que lideran. Es en la captación de mandos intermedios y en los empleados sin personas a su cargo, en los que se hará mayor foco para conseguir esa igualdad. Entre las medidas para lograr la paridad, uno de los planes es atraer a más mujeres en los procesos de selección a través de la participación en foros donde se empodere a las mujeres en el mundo de la tecnología, así como acciones formativas y de sensibilización en materia de igualdad para los empleados.

En el año 2021 un 52 % de las nuevas incorporaciones en Liferay fueron mujeres con una edad media de 34,5 años

En el marco de este plan, Liferay ha creado una Comisión de igualdad que será la encargada de impulsar y seguir el programa que se ha puesto en marcha y analizar todos los avances en materia de diversidad e inclusión, así como velar por la igualdad de condiciones laborales, igual retribución entre hombres y mujeres en un mismo trabajo y la misma proyección para sus carreras profesionales.

En Liferay también contamos con un extenso paquete de medidas para favorecer la conciliación de la vida personal, familiar y laboral. Contamos con un total de 14, entre las que destacan la flexibilidad en los horarios de trabajo que implementamos en el mes de octubre y que nos ha permitido romper con la jornada de trabajo clásica. Asimismo, la evaluación del desempeño que realizamos está basada en resultados y no en horas dedicadas.

Todo este paquete de medidas esperamos que nos ayude a aportar nuestro granito de arena en esta lucha para conseguir la igualdad de género.

La diversidad e inclusión en las empresas es enriquecedor, desde todos los puntos de vista, tanto a nivel humano como de rentabilidad. Por tanto, las organizaciones que sean capaces de crear una cultura más inclusiva, donde las mujeres puedan sentirse seguras, comprometidas y apoyadas para progresar en sus carreras profesionales y también para los hombres, quienes comparten la responsabilidad de la conciliación, serán las empresas líderes del futuro.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here