“En los momentos más complicados, HP ha estado cerca del canal”

0

Helena Herrero, presidenta de HP, se vuelve a mostrar, más que nunca, y ahora desde lo más alto, como el paladín del canal. “Si estoy aquí, ha sido gracias al canal de distribución”, asegura con convicción. “He trabajado muy de cerca del canal y siempre he creído en su capacidad”, remata. En sus primeros meses al frente de la compañía, reconoce la aridez del mercado y la complicada situación en España pero también muestra su tradicional lado vigoroso y entusiasta. “Ha aumentado la confianza en España”.

Desde hace más de 15 meses, dirige a la empresa tecnológica más importante de España. Cuando se llega arriba tras tres décadas en la multinacional desarrollando labores en casi todas las áreas: el sector público, las grandes cuentas, las pymes, las organizaciones de consumo y soluciones, así como el desarrollo del canal y la red de distribución, la visión que se obtiene es absolutamente completa. ¿Qué aspectos cree que ha dejado impresos en este tiempo en HP gracias a esta experiencia?
Han sido 15 meses apasionantes e intensos. Y HP ha estado ahí en el momento de mayor dificultad: hemos estado presentes en todos los foros y en todos los proyectos en los que creíamos que debíamos estar. Y en el canal. Y no hay sido fácil porque lo más sencillo, en estos momentos tan complicados, es no estar. Pero HP ha estado.
A nivel personal, haber pasado por tantas áreas te da una visión muy completa y entiendes lo que HP puede hacer. HP está, al igual que el mercado y que el resto de las compañías —tecnológicas o no— en proceso de transformación, y la clave está en saber cuál es la esencia que puede aportar. Gracias a esa experiencia, conozco la capacidad profunda de HP por innovar, por ayudar a transformar las compañías y de buscar nuevas experiencias.
La crisis ha cuestionado todo el modelo productivo de España: hay que salir al exterior, buscar eficiencia y hallar una manera diferente de hacer las cosas. Y en este entorno, la tecnología se convierte en algo esencial, que ya no es solo una herramienta, sino que se ha convertido, de manera intrínseca, en parte del negocio. La tecnología es fundamental para ser más eficiente, para crecer y para buscar diferenciación.

Dirigir una compañía también implica tomar decisiones complicadas, duras, para hacer frente a esta transformación. ¿Qué decisiones le han costado más en estos meses?
Es fundamental entender muy bien lo que está pasando, saber lo que hay que hacer y tomar las decisiones adecuadas, que deben adoptarse con perspectiva, para llevar a cabo esta transformación. Y no es fácil. Ahora resulta esencial saber gestionar la enorme incertidumbre que existe y los cambios. La ventaja es que HP tiene unos genes potentes: lo primero, las personas, que son lo que hace diferentes a las compañías. Después, la innovación, a la que dedicamos 3.000 millones de dólares. En estos 15 meses hemos presentado una enorme batería de productos innovadores —servidores, software, 30 familias en el área PPS…—. Y el último punto es buscar la excelencia en todos los segmentos en los que opera.

Ha repetido hasta la saciedad que estamos ante un cambio profundo de ciclo y de modelo, y que nada va a volver a ser como antes. En HP, ¿qué no va a ser nunca como antes?
En el mundo nada va a volver a ser como antes por la velocidad, por la manera en la que nos comunicamos, en la que hacemos negocio. Y el impacto de lo que hacemos tiene una dimensión global, tanto HP como todas las compañías. En nuestro caso, HP debe centrarse en lo que necesita el mercado: agilidad, eficiencia y flexibilidad. HP, como compañía global, da respuesta, por su capacidad end to end, a las tendencias que rigen el mercado: la nube, el big data, la movilidad y la seguridad.

En ese mensaje de capacidad “global”, que también repiten otros competidores, al cliente le cuesta, en ocasiones, hallar la diferenciación de cada compañía. Todo parece el mismo mensaje…
HP tiene competidores, absolutamente diferentes, en cada una de las múltiples áreas en las que opera. Y nuestra ventaja reside en que podemos entender la problemática global que tiene el cliente y ofrecer una solución única pero que responda a esas cuatro necesidades a las que antes aludía: la nube, big data, la movilidad y la seguridad; que se han convertido en nuestros pilares.
Otra característica de HP, que lo hace diferente, es que sabemos, además, trabajar en colaboración con otras compañías y siempre ha defendido el desarrollo de estándares abiertos.





También le he oído comentar que la crisis es un factor de oportunidad y que, a pesar de todo, hay diferentes aspectos que han mejorado la posición de España con respecto al exterior. ¿Sigue pensando lo mismo?¿Cuáles son esos aspectos?
Ha aumentado la confianza en España. Nuestro país está pasando por una fase de estabilización: ha sido un año durísimo, con reformas muy duras, pero España ahora es más competitiva en costes laborales unitarios, lo que es muy importante para atraer inversiones. Y además de exportar, que es uno de los motores de crecimiento; contamos con empresas españolas, en todos los segmentos, que son buques insignias en el extranjero a través de importantes procesos de internacionalización. Además, España cuenta con unas infraestructuras excelentes que deben seguir siendo potenciadas. Y nuestro idioma, puente para entrar en Europa a empresas latinoamericanas, por ejemplo; y la calidad de vida, entendida como un país al que le gusta vivir. Y, por encima de todo, España tiene mucha gente con talento que, debido a la crisis, se está marchando fuera. Ese es un enorme valor. Yo creo mucho en España.

Pero hay muchas áreas de mejora…
Necesitamos ser más eficientes porque debemos ser más competitivos. Hay que incrementar el tejido industrial e incentivar la innovación. También es necesario seguir transformando la Administración Pública y hacer que nuestras pymes incrementen su tamaño.

Como directiva de una empresa en la que la innovación es lo más importante, ¿cómo observa el hecho de la enorme reducción que se ha llevado a cabo en los presupuestos en torno al desarrollo del I+D en España?
Hay que diferenciar entre lo que el país tiene que invertir en I+D y lo que deben hacer las empresas. Y en este sentido, está calando el mensaje de que si, por ejemplo, una empresa quiere exportar y ser más eficiente, necesita tecnología para ayudarle a cambiar el proceso. Este I+D es muy importante como tractor para el resto del ecosistema empresarial. En este sentido, Sant Cugat, que es uno de los centros mundiales de I+D en impresoras de gran formato, por esta filosofía de ecosistema, se ha convertido además en un centro de demostraciones de artes gráficas o en un lugar de operaciones. Es fundamental crear estos ecosistemas de innovación, en los que trabajen las empresas, las universidades y la Administración.

Cuando se agrupó, bajo su mando, las dos áreas de PCs e impresoras, no sólo fue la dirección sino que también se unificaba el marketing, las ventas y, por supuesto, el canal. Todo parecía mejor. ¿Ha sido así o queda algo por ajustar?
Se ha unificado en ciertas áreas pero hay otras que siguen siendo enormemente específicas: sucede así, por ejemplo, con el área de gran formato. En el área de consumo, hay canales que comparten enormes sinergias; pero en cambio, el I+D de cada segmento es distinto, con desarrollos muy específicos. Es el caso, por ejemplo, del enorme esfuerzo de innovación que se ha hecho en la tecnología de inyección de tinta aplicada a la empresa. Incluso hay diferenciación entre los diferentes canales: no es lo mismo el socio que se dedica a la venta de estaciones de trabajo que un retailer. Hay que encontrar un balance entre las sinergias y la especialización para conseguir una eficiencia. Algo que también sucede en la compañía en este viaje, a cinco años, que anunció Meg Whitman, para que HP se convierta en el líder del siglo XXI en dar soluciones a todos los segmentos de mercado.

No parece ser un área de oportunidad el segmento de los PCs. En España, los descensos de este mercado son de dos dígitos desde hace trimestres. Y eso que es un área de innovación con el lanzamiento de 6 nuevos formatos en los 3 últimos años, con los híbridos como puntas de lanza, Windows 8, etc. ¿Por qué no se crece en este apartado?¿Hay visos de que esto va a cambiar?
Se está viviendo un cambio de paradigma en este entorno. El cliente se ha convertido en el rey porque quiere vivir experiencias diferentes: hay múltiples sistemas operativos, distintos procesadores, variedad enorme de formatos, etc. El secreto es entender muy bien para qué se quiere el dispositivo y el valor añadido que se debe aportar. En el mercado más tradicional no espero crecimientos pero sí hay áreas con ascensos como las tabletas. HP, de cualquier manera, trabaja en la innovación alrededor de los formatos, de los servicios, de funcionalidades como el sonido, etc.
De cualquier manera, hay que observar los mercados, y no sólo el relacionado con los sistemas personales, sino también la impresión o el segmento de las infraestructuras, más allá de los dispositivos. Por ejemplo, en el campo de la impresión se baja en impresoras pero se ha crecido en el número de páginas, lo que supone que el negocio de impresión es positivo. Y, lógicamente, el área de servicios está creciendo porque el mercado demanda esta transformación.
Hay áreas de crecimiento que hay que explorar. Necesitamos que fluya el crédito, sobre todo en el campo de la pyme. HP está trabajando en un programa para financiar las operaciones de canal en este mercado de la pyme.

Aunque sólo represente menos de un tercio de la facturación, la mayor rentabilidad procede de la división Enterprise Group. HP sigue siendo la única compañía que mantiene ese equilibrio entre los diferentes negocios: aquellos que le han proporcionado más imagen de marca con los de mayor valor. ¿Eso va a seguir siendo así o según pase el tiempo, va a ser más complicado mantener este equilibrio viendo la agresividad de la competencia?
Aunque lo más conocido sean los mercados relacionados con la impresión o los sistemas personales, la imagen de marca HP la proporcionan muchos mercados. Ahora mismo, el corazón de muchas compañías se construye con servidores e infraestructura de HP. A veces no es lo que se ve, pero es lo que se siente. La división Enterprise trabaja con el área de servicios y cuenta con alianzas con los más importantes integradores de España. Y nuestro valor reside, precisamente, en entender este ecosistema y la capacidad de dar soluciones end to end.
HP es una compañía diversificada en su aproximación a los clientes y su activo fundamental es dar soluciones a la empresa pero el entorno de consumo le proporciona una enorme capacidad de innovación y de percibir lo que es puntero; ya que todo esto luego fluye al mundo empresarial. Ese es su valor diferencial.

En 2013, y tras la compra de Autonomy, HP ha conseguido reducir las deudas y sanear las cuentas, lo que permite a la empresa gozar de un cierto colchón financiero. ¿Qué posibilita este nuevo flujo de caja?

Permite un margen de maniobra extraordinario. Reducir deuda permite realizar inversiones para innovar, lo más importante para la compañía, en productos y soluciones. Nuestros HP Labs llevan 40 años funcionando y desarrollando esta innovación, a medio y largo plazo.

En España, recién concluido el año fiscal, y a pesar de que ya no se ofrecen datos concretos de la filial, ¿cómo se puede valorar este ejercicio?
Ha sido un año en el que HP ha consolidado sus cuotas de mercado en cada una de las líneas de negocio. El mercado ha estado difícil: ha existido una bajada en la inversión de la Administración Pública y una constricción muy fuerte en el crédito para las pymes. En el segmento del consumo, la demanda interna ha descendido. Y para vender en áreas de volumen ha existido mucha agresividad en el precio. Sin embargo, también hemos visto proyectos importantes de transformación en compañías que quieren salir fuera. En el mundo bancario, ha habido procesos de integración; y se han puesto en marcha algún proyecto de cloud, de virtualización y de big data. Lo más importante, en estos momentos, es ganar la confianza de los clientes y que el canal siga confiando en nosotros.

También han existido muchas novedades en el área del canal. Hace un año se ajustó PartnerOne, en aras de clarificar los términos de rentabilidad que marcaban el juego de negocio con el canal. Mayor sencillez, más facilidad a la hora de las recompensas, una mayor unificación de todos los partners. ¿Qué mensaje quiere lanzar al canal?
En la vida hay que estar a las duras y a las maduras. Y HP ha estado cerca del canal. Si hay un mensaje claro de esta compañía, no sólo en España, por supuesto, sino a nivel mundial, es estar cerca de los socios. Y esto supone entender su problemática. La idea de PartnerOne es que HP sea la compañía más fácil con la que el partner trabaje. Queremos ser más simples, más predecibles y que el canal gane dinero con HP. En 2013 hemos ampliando en España la cobertura en relación a cualquier otro año. Si estoy aquí, ha sido gracias al canal de distribución. He trabajado muy de cerca con el canal y siempre he creído en su capacidad.

¿Qué supone para la filial ibérica la celebración del HP Discover, que tendrá lugar en Barcelona el próximo mes de diciembre?
Es un evento mundial que supone poder acercarse, de manera real, a todo el valor de HP en todas sus áreas de negocio. Nuestros partners y alianzas tecnológicas, además, tienen la oportunidad de mostrar sus soluciones. Es un lugar de encuentro fantástico. Y me siento orgullosa de que hayan elegido España porque es un gran país. Y nos pone en el mapa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here