martes, agosto 9, 2022
Publicidad
Inicio Actualidad “No se concibe una empresa sin un sistema de impresión”

“No se concibe una empresa sin un sistema de impresión”

Recuerda Eva Sánchez-Caballero, responsable de preventa y evangelista de transformación digital de Canon, que el mundo de la impresión forma parte del ADN de las empresas. “No se concibe una empresa sin un sistema de impresión; en mayor o menor medida, más o menos gestionado”. Una forma de imprimir mucho más racional, más inteligente, que aprovecha mucho mejor los recursos y las prestaciones de los equipos de impresión. “La digitalización de la información se ha embebido dentro de los flujos de las empresas”, recuerda.

Impresión en la empresa

IDC calcula que en 2025 el promedio de personas que trabajará diariamente en una oficina en Europa será un 30 % más bajo que en 2019. Un panorama que repercute en la manera en la que las empresas conciben la impresión y que debe devolver a los sistemas de servicios gestionados el protagonismo que tuvieron. “La vuelta a la oficina ha sido muy progresiva”, recuerda. A su juicio, el éxito del modelo laboral apunta a lo híbrido, combinando la presencialidad con el trabajo en remoto.

Una vuelta a la oficina que ha permitido recuperar el hábito de la impresión a través de fórmulas más inteligentes. “Ahora disfrutamos de sistemas que permiten ver qué imprime el empleado, el uso que se hace del blanco y negro, y del color; la doble cara, etc.”. El usuario ha embebido el hábito de una manera racional. “Todos somos conscientes de que hay que imprimir lo que realmente necesitamos. Se trata de una cuestión de costes y de sostenibilidad”.

Estamos inmersos en proyectos muy interesantes, cada vez más complejos, que aportan a las empresas un valor real mucho más allá de la digitalización y su inclusión dentro de un flujo de trabajo

Eva Sánchez-Caballero recuerda que ya es habitual encontrar en las oficinas áreas comunes donde se ubican los equipos multifuncionales que permiten imprimir, escanear, copiar y digitalizar. “Se hace uso de ellos con unos criterios más claros, con una impresión con una mayor calidad e integrados en los procesos de digitalización”, recuerda. Hay una mayor combinación entre los documentos impresos y los archivos digitales, con el color como elección principal y con una recuperación del uso de los equipos A3. “Hemos redefinido muchos procesos dentro de las empresas y hay determinados documentos, como es el caso de los flujogramas, que exigen una impresión en mayores tamaños”.

Repaso al negocio de Canon

También el negocio de la impresión se ha visto afectado por la escasez de componentes y los problemas en el área del suministro. Eva Sánchez-Caballero reconoce su impacto en el volumen de facturación y de unidades del mercado de la impresión, en general, en España.

En el caso concreto de Canon, reconoce que se ha producido un crecimiento muy importante en la redefinición de los procesos vinculados con la digitalización. Dentro de las empresas hay departamentos, como es el caso del financiero o el que se encarga de la gestión de los recursos humanos, que están llevando a cabo su propia transformación digital, cuidando también la custodia y la seguridad de los documentos físicos. “Nos hemos preparado para distintos escenarios. Muchas empresas, aprovechando estos momentos, los están redefiniendo, para llevar a cabo la digitalización de los mismos”.

La responsable de Canon asegura que cuentan con clientes, de sectores diversos, a los que han acompañado en la digitalización de unos procesos “que eran esenciales para su negocio y que les han permitido acometer nuevas líneas de desarrollo”.

De cara al último tramo del año, se muestra optimista para conseguir una recuperación del negocio de la impresión en España. Ahora bien, compensado con el crecimiento, imparable, de la digitalización de procesos. “Estamos inmersos en proyectos muy interesantes, cada vez más complejos, que aportan a las empresas un valor real mucho más allá de la digitalización y su inclusión dentro de un flujo de trabajo”. Canon ya ha incorporado a estos procesos tecnologías de inteligencia artificial. “Poco a poco nos hemos convertido para las empresas en su compañero de viaje en los procesos de transformación digital”.

Servicios gestionados

En 2024, IDC prevé que el 60 % de las empresas ya trabajará con un modelo de suscripción para los servicios de impresión y aplicaciones relacionadas. Eva Sánchez-Caballero asegura que no hay empresa que no disponga de un servicio gestionado. “El entorno de trabajo de la oficina necesita, por una cuestión de cumplimiento de objetivos, saber realmente qué imprimen los empleados y de qué manera lo hacen, asegurándose de que sea de una forma racional”. Hay que garantizar, no solo la calidad, sino un uso responsable de la impresión.  “Es esencial asegurar, no solo la confidencialidad de los trabajos impresos, sino desplegar unos sistemas de seguridad para evitar brechas de información o errores que redundan en coste para las empresas”.

Unos sistemas de servicios gestionados que alcanzan cualquier tamaño de empresa: grande, mediana o pequeña. “El grado de sofisticación se ajusta a las necesidades del tamaño y la tipología de las empresas”, recuerda.

Sostenibilidad

La creciente legislación obligatoria en términos de sostenibilidad y la preocupación social en relación con la emergencia climática han incrementado su peso en la gestión de la impresión de las empresas españolas y en su elección de los proveedores. Lafilosofía de Canon la define la palabra japonesa Kyosei que significa vivir y trabajar juntos para el bien común. Un término que señala su compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente. “Es parte de nuestro ADN”.

Canon mantiene un fuerte compromiso con la economía circular, lo que implica que el 100 % de los productos que comercializa se reutiliza. El 30 % de los equipos tiene una segunda vida y del 70 % se reutilizan, en gran medida, sus componentes para fabricar productos nuevos. “Ya no es raro hablar de economía circular. En este viaje digital no solamente se busca a un fabricante de tecnología eficiente, seguro y responsable, sino que las empresas quieren que les aporte algo más. Y ese plus viene de la mano de la práctica de estos modelos circulares”.

Ejemplo de la economía circular es la EQ80, capaz de reducir hasta en un 80 % el impacto en emisiones de CO2 que exhiben los equipos nuevos. “Ponemos a disposición de las empresas equipos sostenibles que se integran perfectamente con sus estructuras de impresión y que aportan ese valor añadido que demandan”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here