jueves, noviembre 21, 2019
Inicio Reportajes En profundidad Intel: “50 años no son nada”

Intel: “50 años no son nada”

El pasado 18 de julio Intel celebraba sus bodas de oro en el sector. 50 años, marcados por la innovación, en los que la compañía no ha dejado de evolucionar y de hacer crecer su área de acción: nacida al amparo del PC, Intel se ha ido transformando y ahora su capacidad alcanza las áreas que marcan la punta de lanza tecnológica como es el caso de la inteligencia artificial, la conducción autónoma, el 5G, la realidad virtual o los drones.

Desde su creación en 1968 hasta la actualidad ha habido muchos momentos que han marcado la historia de la compañía. Fue el caso de la creación del primer microprocesador (el 4004) en 1971 o posteriormente el 8086, que fue el procesador de 16 bits elegido por IBM para el primer PC de la historia y que se convertiría en un estándar de la industria. Una evolución que ha desembocado en el momento actual, el que la compañía está dando un giro a su modelo de negocio en el que se encuentra en un periodo de transformación “para pasar de ser una empresa centrada en el PC a estar centrada en los datos”, señala Álvaro García, director de comunicación de Intel en Iberia. “Esto amplía el modelo de negocio a nuevas áreas en las que no estábamos antes o que simplemente no existían”, analiza. Áreas como la inteligencia artificial, la conducción autónoma, el 5G, la realidad virtual, las tecnologías aplicadas al sector del deporte como entretenimiento, los drones, etc. “que han provocado que la compañía se reinvente para ser los primeros en estas nuevas áreas, aportando nuestra experiencia y nuestra innovación”.

Álvaro García

Junto a esta innovación tecnológica, el respeto al medio ambiente y la sostenibilidad son dos premisas que con los años han cobrado un peso determinante en el desarrollo tecnológico de las empresas. Intel no es una excepción y colabora proactivamente con otros gigantes tecnológicos para impulsar un mayor impacto en asuntos complejos, “desde el cambio climático y la gestión del agua hasta la diversidad en el sector tecnológico y los derechos humanos en la cadena de suministro de tecnología global”, enumera.

En 2014 Intel fue la primera compañía tecnológica en Estados Unidos en anunciar su compromiso con la fabricación de microprocesadores obtenidos de una cadena de suministro de metal «libre de conflictos». Para lograrlo, desarrolló un programa que se convertiría en un ejemplo en toda la industria. La compañía trabajó con organizaciones no gubernamentales para desarrollar protocolos de evaluación de instalaciones y rastrear sus fuentes, y se convirtió en la primera compañía estadounidense en realizar revisiones y auditorías de fundiciones en el sitio. 

Hitos en el PC

Desde los ya reseñados lanzamientos de los procesadores 4004 en el año 1971 o el 8086 en el 1978, el recorrido de Intel en el entorno del PC está jalonado de múltiples hitos. Es el caso, por ejemplo, del procesador Intel Pentium, lanzado en 1993 o la tecnología de procesador Intel Centrino en el 2003 que “trajo a los ordenadores portátiles la tecnología wireless y una notable mejora en la duración de la batería de los mismos”, recuerda el responsable de comunicación.

Años más tarde vendrían los netbooks, con el procesador Intel Atom, los ultrabooks y la familia de procesadores Intel Core, cuya 8ª generación es la última que ha lanzado la compañía hasta el momento.

Intel Inside supuso un momento destacado en la carrera tecnológica de la compañía. A juicio de Álvaro García, con este programa de marketing se logró que el usuario final conociera la tecnología en la que estaba basada los ordenadores que compraban. “Es muy difícil que una “marca ingrediente” sea conocida e identificada por el consumidor y este programa, junto con una campaña de marketing en la que los bunnies (como se conoce familiarmente a los trajes que llevan nuestros empleados dentro de las salas limpias donde se fabrican los procesadores) llevaban trajes de colores, lograron lo que otras empresas no habían podido hacer hasta ese momento: que el usuario identificara la tecnología que llevaban dentro los ordenadores y que se decantara por ella a la hora de comprar un ordenador”, relata.

La memoria Optane es otro punto de inflexión tecnológica. Una memoria que aplicada a un disco duro tradicional, permite al equipo gozar de un rendimiento parecido al almacenamiento de estado sólido.Estamos seguros de que la tecnología Intel Optane traerá consigo considerables mejoras en el rendimiento de los PC y los centros de datos”. La marca está trabajando para que el usuario conozca el potencial de esta tecnología. “Ofrece una combinación de alto rendimiento, baja latencia, alta calidad de servicio y resistencia”.

La innovación en el ámbito del PC, demostrada en la aplicación de tecnologías como las redes wifi, los puertos USB, los discos duros SSD, la tecnología Thunderbolt o la más reciente tecnología Intel Optane, parece estar asegurada. “Las innovaciones en todo el ecosistema son increíbles”, asegura García. “El auge de las categorías premium (como es el caso del gaming) y el despegue de nuevos dispositivos con capacidad de cómputo, tales como el Internet de las Cosas o la realidad virtual, ponen a disposición del usuario equipos dos en uno excepcionalmente diseñados y siempre conectados, y sistemas de sobremesa de gama alta realmente potentes”.

La conectividad 5G es otro terreno tecnológico en el que Intel está realizando grandes inversiones en su cartera de soluciones inalámbricas y en sus partners para comercializar PC móviles equipados con conectividad 5G para ofrecer ventajas a los usuarios como vídeo de alta calidad, juegos de alto nivel y unas conexiones perfectas cuando los usuarios pasan de la tecnología wifi a redes móviles. “El PC es una pieza central para el procesamiento de cantidades enormes de datos y, para ello, vamos a contar con la ayuda de la tecnología 5G, que no sólo va a incrementar en gran medida las enormes cantidades de datos que necesitan procesarse, sino que también va a proporcionar nuevas experiencias para los usuarios de los PC”. En el último Mobile World Congress Intel mostró el primer PC con conexión 5G —un sistema dos en uno conectado mediante uno de los primeros módem 5G y equipado con la 8ª generación de procesadores Intel Core i5—.

Inteligencia artificial, IoT y 5G

Una de las áreas donde más hincapié está haciendo Intel es el desarrollo de la inteligencia artificial. Álvaro García recuerda la enorme cantidad de datos que son generados por las máquinas inteligentes y conectadas, lo que se torna en un componente esencial para el futuro de la innovación tecnológica. “Los datos son la fuerza más importante en la sociedad actual; lo que nos inspira para imaginarnos y para ofrecer unas innovaciones basadas en la inteligencia artificial que utilizan una gran cantidad de datos”, explica. “Esta inteligencia artificial permitirá a las empresas gestionar datos complejos y proporcionará grandes oportunidades para tomar decisiones en tiempo real, gestionar las operaciones de forma dinámica y agilizar las respuestas para los clientes”.

El otro gran “mantra” es el IoT cuyo desarrollo está vinculado al despliegue del 5G. “Las redes 5G representarán una revolución y van a permitir a los dispositivos conectarse fácilmente a la mejor red, ya sea local o de área amplia, para proporcionar la máxima velocidad de datos y una latencia ultra baja para transformar no solo las experiencias del usuario, sino también cómo interactuamos con nuestro entorno”, explica.

Esta tecnología permitirá la creación de un ecosistema de IoT que facilitará no solo el desarrollo de dispositivos de consumo sino también de las plantas de fabricación que los elaboran. Unos sensores conectados que se están utilizando cada vez en más sectores como es el caso del automóvil, las telecomunicaciones, la sanidad, los establecimientos comerciales y la educación.

Álvaro García observa la rapidez que exhibe el sector para ofrecer esta tecnología 5G aunque reconoce que su implementación no es un sprint sino un maratón. “Dentro de unos años, cuando nuestros coches se conduzcan a sí mismos y nuestros hogares inteligentes nos faciliten la vida, miraremos atrás con un sentimiento de nostalgia a nuestros smartphones y aplicaciones que cambiaron el mundo en un momento dado. Y, sin duda, otra nueva innovación técnica estará entonces desarrollándose a toda velocidad”, pronostica.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Espacio Patrocinado

Por qué trabajar con un Servicio Técnico Oficial

Cuando buscas dar un servicio completo y que satisfaga a tus clientes, uno de los puntos clave es el servicio posventa. Tanto si tu producto es un smartphone, como si es un smartwatch, una...