viernes, mayo 7, 2021
Inicio Reportajes En profundidad “España Digital 2025” marca el camino de la digitalización de la sociedad...

“España Digital 2025” marca el camino de la digitalización de la sociedad y las empresas

El presidente del Gobierno durante la presentación de la agenda

La agenda “España Digital 2025” es la hoja de ruta para la transformación digital de nuestro país. Recoge diferentes medidas articuladas en 10 ejes estratégicos para impulsar la digitalización del tejido empresarial y la capacitación en habilidades digitales de los ciudadanos. El plan, que contempla una inversión total de 140.000 millones de euros hasta 2025, cuenta con un consejo consultivo para la transformación digital para facilitar la participación de los distintos agentes económicos en este proceso de digitalización.

El pasado mes de julio de 2020 el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentó la agenda “España Digital 2025”, un plan para impulsar la digitalización de nuestro país sobre todo en el terreno de la industria y la empresa, especialmente las pymes, el terreno de la I+D+i y la capacitación digital de la población. Estos tres ejes son prioritarios para lograr una transformación que permita mejorar la productividad, las conectividad y las oportunidades de desarrollo e inclusión de la sociedad.

Publicidad

“España Digital 2025” es la agenda heredera de otros programas puestos en marcha en los últimos años para el avance digital del país como el Plan Info XXI, el Programa España.es, el Plan Avanza y, por último, la Agenda Digital para España de febrero de 2013, pero ahora se pretende que sea el plan que ayude a dar el salto definitivo a la digitalización del país y que ayude a la recuperación económica y el crecimiento para superar los efectos provocados por la pandemia de la covid-19.

El presidente del Gobierno presentó la agenda señalando que “este plan no es un plan más, es uno de los pilares estratégicos en los que debe asentarse la recuperación económica de España: la creación de empleo, el aumento de la productividad y la conquista de mercados exteriores».

En su elaboración han participado más de 15 ministerios y organismos públicos y más de 25 agentes económicos, empresariales y sociales. Y contempla un ambicioso plan de inversión para poner en marcha 50 medidas agrupadas en diez ejes estratégicos que estarán alineados con la estrategia digital de la Unión Europa y que fomentarán la colaboración público-privada.

La agenda “España Digital 2025” tiene un carácter de reforma estructural para el futuro, lo que implica un elevado nivel de inversión público y privada que se estima que ascienda a unos 140.000 millones euros en un periodo de 5 años.

Está previsto que en el periodo comprendido entre 2020 y 2022 se invierta un total de 70.000 millones de euros, contabilizando tanto la inversión pública como privada. Los presupuestos públicos destinarán 20.000 millones de euros, de los que 15.000 millones corresponderán a los diferentes programas y los fondos del Plan de Recuperación Next Generation UE y los 50.000 restantes se espera que procedan de la inversión privada.

Ejes estratégicos

Las acciones de la agenda están orientadas a impulsar un crecimiento más sostenible e inclusivo, apoyándose en las transiciones digital y ecológica para que lleguen a toda la sociedad. Estas acciones se articulan en torno a los siguientes ejes:

  • Conectividad digital. El objetivo es eliminar la brecha digital entre zonas rurales y urbanas con el fin de lograr que el 100 % de toda la población tenga una cobertura de 100 Mpbs en 2025. En este eje las medidas son las que recoge el plan de conectividad digital, el proyecto general de la Ley General de Telecomunicaciones y el Plan de atracción de infraestructuras digitales transfronterizas.
  • Impulso de la tecnología 5G. El propósito de este eje es que en 2025 el 100 % del espectro radioeléctrico esté preparado para el 5G. Para lograrlo se pondrán en marcha diferentes medidas que van desde la asignación de las bandas de frecuencias prioritarias para el 5G hasta los pilotos y medidas para que se adopte esta tecnología, pasando por el desarrollo de corredores de transporte 5G y la ejecución de proyectos europeos de innovación en nuevas generaciones de tecnología móvil.
  • Competencias digitales. Este eje está pensado para mejorar las habilidades digitales de los trabajadores y del conjunto de la ciudadanía. El fin es que en 2025 el 80 % de las personas tengan competencias digitales básicas. Se ejecutarán las medidas del Plan Educa en digital, del Plan Nacional de Competencias Digitales y del Plan Uni-Digital.
  • Ciberseguridad. El objetivo a lograr con este eje es disponer de 20.000 especialistas en ciberseguridad, Inteligencia Artificial y datos en 2025 mediante el impulso del ecosistema empresarial de la ciberseguridad y la actividad del INCIBE, entre otras medidas.
  • La transformación digital del sector público. Este eje persigue la actualización de las infraestructuras tecnológicas de las Administraciones Públicas sobre todo en ámbitos clave como el empleo, la justicia o las políticas sociales. La meta a lograr es que el 50 % de los servicios públicos estén disponibles a través de app móvil en 2025.
  • Trasformación digital de la empresa y emprendimiento digital. En este apartado se trabajará para acelerar la digitalización de las empresas, especialmente las micropymes y startups. Se utilizarán distintos instrumentos como el plan de impulso a la digitalización de pymes y el plan Acelera Pyme, entre otros, con el fin de que el 25 % del volumen de negocio de las pymes provenga en 2025 del comercio electrónico.
  • Proyectos tractores de digitalización sectorial. En este ámbito se abordará la digitalización en el sector de la salud, el agroalimentario, el del turismo, comercio o energía con el fin de la reducción del 10 % de las emisiones de CO2 por efecto de la digitalización de la economía en 2025.
  • España, polo de atracción del negocio audiovisual. El objetivo de este eje es que España genere negocio y puestos de trabajo en el sector audiovisual para que en el año 2025 se incremente en un 30 % la producción en este ámbito.
  • Economía del dato e inteligencia artificial. En este terreno se busca transitar hacia la economía del dato, aprovechando también las oportunidades que brinda la inteligencia artificial. El objetivo es que el 25 % de las empresas use inteligencia artificial y big data en 2025. Para conseguir este fin se ejecutará una estrategia nacional de inteligencia artificial y una estrategia cloud, entre otras medidas.
  • Derechos digitales. Se elaborará una carta de derechos digitales para garantizar los derechos de la ciudadanía en el entorno digital. Y se participará en iniciativas europeas en esta materia.

La valoración de la industria

Las principales asociaciones del sector tecnológico han recibido con moderado optimismo la “Agenda Digital 2025”, tras años solicitando un plan definitivo para impulsar la digitalización de nuestro país. DigitalES considera que es una hoja de ruta para las inversiones del sector tecnológico y la innovación en España, aunque cree que el éxito de la agenda depende de que se produzca una buena ejecución de los fondos europeos de recuperación y resiliencia. Victor Calvo Sotelo, director general de DigitalES, señala que “los fondos de recuperación y resiliencia brindan a España la oportunidad de llevar a cabo, a partir de este año, los avances tecnológicos que favorezcan la vuelta al crecimiento económico. Es una oportunidad histórica de incentivar la transformación digital de nuestro tejido productivo”.

El éxito de la agenda depende de que se produzca una buena ejecución de los fondos europeos de recuperación y resiliencia

Adigital recuerda que siempre han puesto de manifiesto la necesidad de un plan nacional para vertebrar la transformación digital de las empresas y la industria, por lo que recibe con optimismo este plan que está alineado con la estrategia digital europea y subraya que es positivo también por su intención de eliminar las distintas brechas digitales. “La Agenda Digital España 2025 va en la buena dirección”, recalcan desde la asociación.

Tomás Castro, presidente de CONETIC, se muestra más crítico. Cree que a pesar de que el documento está bien construido “falta concreción en las ideas, ya que habla en términos muy genéricos, partiendo de lugares comunes e ideas abstractas. Puede decirse que parece más una agenda política o un informe sobre lo que sabemos que Europa espera oír que un plan de acción real”.

Falta concreción en las ideas, ya que habla en términos muy genéricos, partiendo de lugares comunes e ideas abstractas

Esta organización estima que en algunos aspectos no es viable e incluso utópica. En el apartado de la formación y el emprendimiento, considera que debería partir de la idea de que no se debe invertir en el modelo actual. “No podemos apoyar modelos de negocio atractivos solo para inversores”, recalca Castro. A su juicio, “se debe apostar por tecnologías punteras disruptivas y más especializadas y concretas, dejando fuera los proyectos generalistas”.

Una opinión similar mantiene en el apartado de la capacitación digital de los ciudadanos. “O se cambia de modelo o seguiremos dando cursos tan básicos como inútiles”.

CONETIC también cree que se debe implantar un plan global para digitalización de las Administraciones Públicas, evitando las acciones aisladas. Además, su visión para impulsar la digitalización debe implicar al sector tecnológico a través de sus asociaciones. “Ayudar a la industria pasa por fomentar un tejido TIC diverso y especializado y que las propuestas no se centren sólo en ofrecer subvenciones para la compra de tecnología por parte de la demanda”.

 

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Espacio Patrocinado

No te pierdas nuestro ISV Day

¿Eres una empresa con perfil ISV? Toma nota entonces: el evento se celebrará el próximo 13 de mayo en formato online. Asiste a las charlas de Emilio Martínez, responsable de SMBs, Juanjo Garcia, responsable del negocio de Azure y de Antonio Javier García, Responsable de ISVs, todos ellos de Microsoft España, y conoce la propuesta de valor de IMC.