martes, septiembre 27, 2022
Publicidad
Inicio Reportajes En profundidad El avance hacia la economía del dato y el desarrollo de la...

El avance hacia la economía del dato y el desarrollo de la inteligencia artificial, noveno eje de España Digital 2025

El noveno eje del plan España Digital 2025 está centrado en las medidas para que la economía española aproveche todo el potencial de los datos como motores de la transformación digital, apoyándose en la inteligencia artificial (IA). La meta es que en 2025 el 25 % de las empresas españolas utilicen la IA en sus procesos y para alcanzarlo se han puesto en marcha cuatro grandes líneas de actuación.

En este eje se plasma la visión del Gobierno que comparte la propuesta europea que considera el desarrollo de una “IA made in Europe” como una necesidad y una oportunidad para afrontar algunos de los principales retos actuales como el incremento de la productividad y el crecimiento económico.

Los objetivos que persigue este eje son convertir a España en un referente en la transformación hacia la economía del dato, impulsar la inteligencia artificial como un motor de innovación y crecimiento económico, desarrollar un marco ético y jurídico para la IA y preparar a nuestro país para las transformaciones socioeconómicas que origina la IA.

Medidas

Para lograr estos objetivos, se han puesto en marcha cuatro grandes medidas: la estrategia nacional de inteligencia artificial, la creación de la Oficina del Dato, el consejo asesor de inteligencia artificial y una estrategia cloud mediante la participación en espacios europeos del dato.

Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial

En noviembre de 2020 se presentó la “Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial” (ENIA) que pretende impulsar la excelencia científica y la innovación en IA, crear empleo cualificado, fomentar la proyección de la lengua española, introducir valores humanistas en la IA y promover la transformación del tejido productivo.

 

Se han establecido seis ejes y 30 actuaciones para el desarrollo de una IA inclusiva, sostenible y centrada en el ciudadano

Dentro de esta estrategia se han establecido seis ejes y 30 actuaciones para el desarrollo de una IA inclusiva, sostenible y centrada en el ciudadano. El primer eje cuenta con siete medidas para impulsar la investigación científica, el desarrollo tecnológico y la innovación en IA. Entre estas destacan el Programa de Misiones I+D+i en IA para abordar los desafíos sociales, el programa de ayudas a empresas para el desarrollo de soluciones en IA y datos y el refuerzo de la red de centros de innovación digital especializados en IA a nivel de investigación.

El segundo eje está orientado en el desarrollo de capacidades digitales, potenciar el talento nacional y atraer talento global en IA. Entre las cuatro medidas propuestas ya se ha lanzado el Plan Nacional de Competencias Digitales y se está promoviendo una mayor oferta formativa en FP y universitaria orientada a la IA. Además, se está facilitando la homologación de títulos y acreditaciones internacionales para la atracción de talento internacional.

El tercer eje se centra en el desarrollo de plataformas de datos e infraestructuras tecnológicas para dar soporte a la IA. En este bloque se incluye la creación de la Oficina del Dato y del Chief Data Officer, el impulso al “Plan Nacional de Tecnologías del Lenguaje” y la creación de espacios compartidos de datos sectoriales e industriales y repositorios descentralizados y accesibles.

En el cuarto eje recoge las actuaciones para integrar la IA en las cadenas de valor para transformar el tejido económico. Entre estas medidas figuran el lanzamiento del fondo NextTech de capital riesgo público-privado para la creación de empresas especialistas en IA, el desarrollo del programa nacional de algoritmos verdes y los programas de ayudas para empresas para que incorporen la IA en los procesos productivos.

El quinto eje se incluyen todas las acciones para impulsar el uso de la IA en la Administración Pública y en las misiones estratégicas nacionales. Está previsto incorporar la IA en la Administración Pública para mejorar la eficiencia, lanzar un laboratorio de innovación, fomentar las competencias digitales en IA y un programa de IA para la gestión pública basada en datos, además de promover misiones estratégicas nacionales en el ámbito de la Administración Pública donde la IA pueda tener impacto.

El sexto eje de la estrategia está orientado al desarrollo de un marco ético y normativo para reforzar los derechos individuales y colectivos. En este bloque se encuentran cinco líneas de actuación como el desarrollo de un sello nacional de calidad IA o la puesta en marcha de un modelo de gobernanza nacional de la ética en la IA. Entre estas medidas destaca la “Carta de Derechos Digitales” que ya se ha publicado.

En la actualidad, el Gobierno ha informado que la estrategia de IA se ha ejecutado en un 35 %.

Oficina del Dato y Chief Data Officer

El pasado mes de julio se creó la Oficina del Dato, que es el organismo competente en materia de gobernanza y compartición de datos para el desarrollo de la economía del dato. Se encargará de establecer las medidas necesarias para impulsar la compartición y el uso de los datos públicos y privados y de crear entornos para compartir de manera segura los datos entre empresas, ciudadanos y Administraciones Públicas. Además, invertirá en la generación de “lagos de datos” sectoriales. Para dirigir esta oficina, en calidad de Chief Data Officer, se nombró a Alberto Palomo Lozano, un experto en data analytics que aporta una larga experiencia gestionando equipos de científicos de datos para generar eficiencias en los procesos de negocio.

La Oficina del Dato es el organismo competente en materia de gobernanza y compartición de datos para el desarrollo de la economía del dato

Consejo asesor de Inteligencia artificial

En julio de 2020 se publicó la orden por la que se creaba el consejo asesor de IA, un órgano consultivo compuesto por expertos de prestigio internacional en el ámbito científico, económico y educativo cuya función era la de asesorar al Gobierno en el diseño y difusión de las políticas de IA. Se estructura en grupos de trabajo para abordar los retos más importantes para impulsar un sistema de IA en España.

Estrategia cloud: espacios compartidos de datos

España quiere desempeñar un papel activo para formar parte de los espacios compartidos de datos de la iniciativa europea “European Cloud Federation”, que forma parte de la estrategia de datos europea. Dentro de esta línea de trabajo se han ido dando varios pasos como la participación en la iniciativa público-privada Gaia X, que tiene como objetivo crear especificaciones técnicas para la federación abierta y transparente de arquitecturas y sevicios cloud de datos. El julio de 2021 se presentó el hub nacional de Gaia-X, en octubre España entró en el Govermenal Advisory Board de Gaia-X y en noviembre se celebró el primer workshop del hub español.

El nivel de ejecución de esta línea de actuación se encuentra del 33 %, según ha informado el Ejecutivo.

Proyecto MarIA

Dentro de la estrategia de IA y enmarcado en el PERTE para el desarrollo de una economía digital en español se encuentra el proyecto MarIA, un sistema de modelo de lengua creado en el Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS) a partir de los archivos web de la Biblioteca Nacional de España (BNE) e impulsado por la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia artificial dentro del Plan de Tecnologías del Leguaje. El pasado mes de noviembre se anunció que la nueva versión de este sistema permitía resumir textos existentes y crear nuevos textos a partir de titulares o palabras.

El objetivo es dar pasos para que haya una inteligencia artificial que piense en español, lo que multiplicará las oportunidades económicas para las empresas españolas.

La primera versión de MarIA se creó con una tecnología que crea modelos del lenguaje del tipo “codificadores” y la versión presentada en noviembre se creó con GPT-2, una tecnología más avanzada.

Los datos de la Biblioteca Nacional con los que se ha entrenado MarIA están constituidos por más de 135.000 millones de palabras (135.733.450.668, concretamente), que ocupan un total de 570 Gigabytes. Y para crear el sistema se ha utilizado el superordenador MareNostrum del BSC y ha sido necesaria una potencia de cálculo de 9,7 trillones de operaciones (969.exaflops). De estos 969 exaflops, 201 fueron necesarios para procesar los datos procedentes de la Biblioteca Nacional y guardar solamente los textos correctos en lengua española. Los restantes 768 exaflops se utilizaron para entrenar las redes neuronales del modelo GPT-2.

La versión actual de MarIA dará ahora lugar a versiones especializadas en distintas áreas de aplicación y, además, se continuará expandiendo para adaptarse a nuevos desarrollos tecnológicos en procesamiento del lenguaje natural entrenados con mayor cantidad de datos.E

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here