lunes, abril 22, 2019
Inicio Reportajes En profundidad Tabletas y portátiles, destinados a entenderse

Tabletas y portátiles, destinados a entenderse


Para Pilar Nieto, de Samsung, la convivencia de los dispositivos es clara. “El uso es totalmente distinto. La tableta es para consumir contenidos, el portátil sirve también para crearlos”. Lorena Royo, de Toshiba, está de acuerdo con este planteamiento, incluso alega que el crecimiento de las tabletas ha sido muy rápido porque han partido de cero. “Los datos demuestran que los portátiles se siguen vendiendo. El uso de la tableta y del portátil es diferente”.

Para Rafael Pérez García-Alemany, de Hannspreee, las tabletas y los portátiles son absolutamente complementarios y apunta una cuestión clave para él: “Las cifras de venta de tabletas son engañosas porque se han vendido muchas a un precio bajo y con escasas prestaciones”. Por ello, Pérez advierte que habrá una reposición mucho mayor en el mercado de la movilidad de lo que ha habido hasta ahora. “Todos los que han comprado estas tabletas por 49 euros se han dado cuenta de que necesitan más prestaciones y, como su inversión inicial ha sido baja, las renovarán comprando nuevas tabletas”. Miguel Hernández, de Acer, comparte esta opinión afirmando que “España es el país de EMEA que mayor fragmentación tiene en el mercado de las tabletas: más de la mitad de las tabletas que se venden son de marca desconocida”. Una circunstancia que, como el responsable de Hannspree, ve como oportunidad. “El mercado de las tabletas crecerá porque la gente se comprará otras tabletas más caras después de su experiencia con las de más bajo coste y prestaciones”. Opiniones a las que se suma Pilar Nieto, de Samsung, argumentando que “las tabletas baratas están generando mucha frustración en el usuario porque al final ve que no puede hacer ciertas cosas. Con lo cual, el plazo de renovación va a ser más rápido”.

La tableta profesional
La mayoría de los fabricantes ya ha lanzado su tableta orientada al mundo profesional y de la empresa equipada con Windows 8 pero, ¿ven negocio en este sector? Miguel Hernández, de Acer, ve en el sistema Windows una gran oportunidad. “Se trata de un sistema operativo que ya está instalado en las empresas, con lo cual es más fácil colocar un producto que lleve integrado este sistema”, aunque admite que la integración completa “todavía va a llevar un poco de tiempo”. El responsable de Acer cree que se debe seguir trabajando en ofrecer diferentes soluciones a las empresas y ver qué formatos quieren adoptar. “Las tabletas que se han lanzado con Windows 8 lo han hecho desde la perspectiva de portátil porque la mayoría cuenta con su docking con teclado. Es un año de pruebas”.

Para HP la apuesta por la tableta profesional fue clara desde el principio. De hecho Marco Antonio Viejo asegura que lanzaron al mercado antes la tableta de empresa que la de consumo. “Nuestro principal foco ha sido la tableta profesional”. Por otro lado cree que puede llegar a haber una confusión con este tipo de tabletas y los PCs. “La gente tenía claro lo que era una tableta hasta que le das una tableta con Windows 8 y entonces ya quiere las prestaciones de un PC. Aquí se pierde el concepto de tableta. Ya hay tabletas con procesadores Core i5: empezamos a ver motores de coche en chasis de moto”. Añade que es precisamente en esta confusión en la que los fabricantes tienen que hacer especial hincapié porque si no, fracasarán. La integración de estos dispositivos en el mundo de la empresa no va a ser sencilla. “Los responsables van a esperar a que la tecnología madure, a la llegada de Haswell y a las diferentes versiones de Windows 8 y entonces apostarán”. Viejo señala que ahora mismo estos productos están focalizados en sectores concretos como el comercial, los visitadores médicos o la hostelería.
Marcos Manzano, de Dell, expone una idea algo distinta a la de sus compañeros. “Con el lanzamiento de Haswell vamos a tener plataforma con Atom, con Core i3, i5, con 4 GB, 8 GB, con soporte Vpro… La cuestión es ver si existe una tendencia por tener una tableta más profesional que sea capaz de sustituir al PC. A día de hoy creo que no es posible, pero en dos años puede ser una solución más: la tableta se podrá convertir en un dispositivo único”. En Acer, según asegura Miguel Hernández, ya cuentan con un dispositivo de estas características. “Lanzamos un modelo con Core i3 y Core i5 de 11,6” con una funda que contaba con teclado incorporado. Con este producto estamos tocando otra tecla para saber qué formato quieren las empresas”. Según explica Hernández, desde Acer ya han empezado a detectar que los profesionales necesitan un dispositivo que puedan llevarse a casa y al día siguiente volver a “colocar” en el trabajo.
Pilar Nieto, de Samsung, lo tiene claro: “En la empresa la tableta no sustituirá al portátil. De nuevo volvemos a aplicar aquí la palabra complementariedad”. Además, añade que desde Samsung ya han llegado a realizar pruebas en sectores como la educación, la hostelería o la logística con tabletas que llevan incorporado tanto el sistema operativo Android como Windows y ambos están funcionando, aunque advierte de que “el ecosistema Windows va un poco más lento”. Marcos Manzano, de Dell, sigue aportando un diferente punto de vista. Para él “a la parte del portátil se la va a comer el concepto de convertible. Trataremos más el portátil que puede girar la pantalla y, en un momento dado, utilizarse como tableta”. Aunque termina explicando que “lo que vamos a ver cada vez más son portátiles con soluciones táctiles”.

El papel que juega Apple
Cuando nació el ultrabook se pensó que podría destronar al portátil de Apple, el Macbook. Los fabricantes aseguran que, de momento, no cuentan con esa percepción. “El ultrabook no está desbancando esa parte de Apple pero el conjunto de soluciones que están lanzando todos los fabricantes sí lo está haciendo. No el fenómeno ultrabook pero sí el revulsivo general de todos”, explica Marco Antonio Viejo, de HP.
Marcos Manzano, de Dell, profundiza más en este fenómeno. “El posicionamiento que tiene Apple se debe a que sus productos están orientados a sensaciones, facilidad de uso, etc. En la parte táctil nos llevan también la delantera pero ahora los fabricantes están informando a las empresas de que Windows aporta facilidad de uso, diseño, ligereza y que se puede tener disponible toda la información de la red corporativa en productos de movilidad y con formato atractivo”. Por ello, según Manzano, los responsables de TI se están planteando cambiar sus dispositivos de Apple a otros con Windows. “Poco a poco Apple va a ir perdiendo el posicionamiento que tiene en la parte de dirección”.

Pilar Nieto, de Samsung, ofrece otra de las claves del éxito de Apple y la forma de sacarle partido. “Nos damos cuenta de que el usuario está dispuesto a pagar más por un determinado diseño y prestaciones. Por ello los fabricantes vamos en esa dirección creando equipos más finos, con un diseño Premium, mejores materiales, es decir, una serie de prestaciones que justifiquen ese incremento de precio”. En la misma línea converge el pensamiento de Miguel Hernández, de Acer. “Tenemos que desarrollar productos para competir contra Apple. Hay que aprender porque el usuario está dispuesto a gastarse 700 euros por un teléfono”.
Marco Antonio Viejo, de HP, cree que Apple ha tocado techo porque sus productos han pasado de ser algo exclusivo a algo de volumen. “Cuando te mueves en un mercado de volumen te arriesgas a que te comparen, hay más competencia. Por eso ahora ya existen productos, como smartphones o tabletas de varios fabricantes, más baratos y con mejores prestaciones”.
Aquí pueden ver el Especial PCs y tabletas completo.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here