“No somos los más baratos en el coste de adquisición, pero sí contamos con el mejor retorno de la inversión”

0

Rendirse por completo a una tecnología no parece, sobre el papel, la mejor manera de enfrentarse a un mercado. Sin embargo, en el caso de Pure Storage su foco exclusivo en Flash le ha permitido crecer y exhibir impronta propia en un sector tan competitivo y tradicional como el almacenamiento. Flash fue su propuesta y tras años de recorrido, la compañía ha conseguido popularizarla y contribuir a convertirla en el principal ariete de rentabilidad.

José Concepción, director general de Pure Storage en España, reconoce que la compañía no ha “inventado” el Flash. Ahora bien, la innovación que le han inyectado, han contribuido a su democratización. “Se ha producido una adopción masiva de esta tecnología”, asegura. “Hemos conseguido reducir los costes gracias a la aplicación de técnicas de deduplicación y compresión, muy eficientes”, explica. “Gracias a ellas, ahora se requieren menos TB para guardar más datos”.

Un Flash diferente

Concepción defiende la singularidad de su tecnología Flash. “No partimos de una política basada en la adquisición”, arranca, recordando la independencia de una compañía que surgió y desarrolló su propia personalidad Flash. “Nuestra tecnología está basada, sobre todo, en el software y en la optimización del uso de la memoria, con foco en la mejora de la eficiencia, no solo por el rendimiento sino por estos procesos de deduplicación y compresión”, relata.

El responsable incide en el modelo diferencial de comercialización. Un modelo, Evergreen, que asegura que a medida que pasan los años se garantiza que el almacenamiento del que disfruta un cliente es siempre la última tecnología, con la máxima potencia. “Los usuarios nunca vuelven a pagar por los TB que ya han comprado”, puntualiza. Se trata de un modelo de suscripción en el que con la renovación del mantenimiento, se garantiza al cliente la renovación tecnológica, sin coste adicional. “Es un nuevo modelo de compra de almacenamiento que asegura que todo el software, el actual y el futuro, se incluya sin coste”, insiste. “Todo debe girar alrededor del dato y no éste alrededor de la plataforma”, explica. Por último, apela a la simplicidad. “El usuario no necesita manuales de 9.000 páginas para su gestión”, explica. “No hay complejidad: el array lo hace todo”.

La evolución tecnológica del Flash ha sido considerable. “Desde nuestro primer producto Flash, la gama 300, hasta la actual familia X, la solución es 64 veces más densa”, expone. “Ahora, cualquier gran centro de datos de España cabe en una solución integrada en 3 unidades de rack, con un consumo similar al que tiene un secador de pelo y 10 veces más rápida”, relata. Una tecnología que en el caso de Pure Storaga se entiende a la perfección con el que, a juicio de Concepción, será el protocolo que marcará el paso en el segmento del almacenamiento y la conectividad, NVMe. “Los protocolos anteriores, SAS, se han convertido en un cuello de botella y nuestra tecnología ya está pensada para este nuevo protocolo”, insiste. “No todos los productos que existen en el mercado son compatibles con él”.

Panorama de mercado

El mercado del almacenamiento va a seguir creciendo. En 2023 se calcula que el volumen de datos multiplicará por once el actual, con un protagonismo absoluto de la información no estructurada generada por el crecimiento exorbitado del Internet de las cosas. “Contar con un almacenamiento que permita a los usuarios acceder a la información de manera inmediata y segura es clave”, recuerda.

Un panorama de oportunidad que va a incrementar, más si cabe, la competitividad que siempre ha caracterizado a este mercado. Concepción cree que las compañías que siempre han jugado un papel tradicional en este mercado están perdiendo terreno en favor de empresas como Pure Storage u otras, como es el caso de Microsoft Azure o Amazon, que se han convertido en actores destacados en este terreno. “La aparición de la nube ha variado de manera considerable el abanico de opciones”, analiza. “El mercado camina hacia un modelo híbrido”.

En medio de esta vorágine, que ha pintado un panorama en el que crece la capacidad y disminuye el volumen de negocio, Concepción reconoce que aunque Pure Storage no es la opción más barata en el coste de adquisición, sí cuenta “con el mejor retorno de la inversión por nuestro modelo de comercialización”.

Democratización del Flash

El desarrollo de la tecnología Flash ha ido parejo a la ampliación de su ámbito de aplicación. Hace dos o tres años, el precio, alto en aquel momento, marcaba su uso en determinadas aplicaciones críticas. Concepción explica que ahora se ha democratizado. “La aplicación de las tecnologías de eficiencia han permitido que el coste por GB haya descendido, lo que ha permitido que se haya igualado con los discos SAS tradicionales”, explica. Junto a este descenso en el precio, también se ha reducido la complejidad. “Era necesario aplicar una mayor integración, lo que elevaba el coste de manera desorbitada. Ahora, sin embargo, no hay razón para que la virtualización de los servidores o del puesto de trabajo, o cualquier tipo de aplicación funcione bajo esta tecnología”.

Concepción defiende, por tanto, que a nivel de costes, la tecnología Flash es absolutamente competitiva. “Permite reducir el consumo eléctrico”, remata.

Balance de España

El balance de la compañía en España es muy positivo. “Pese a ser un país conservador en el área tecnológica, los ratios de crecimiento que tenemos son superiores a los de algunos países europeos, con más tradición innovadora y con empresas más grandes”, analiza. La marca cuenta con un abanico de clientes amplio que abarca todo tipo de tamaños y de sectores: desde los grandes bancos, las telcos y los proveedores de servicio, hasta las pymes.

El canal es clave en la compañía. No en vano el 100 % de su negocio en España y Portugal transcurre a través de él. Con una única figura mayorista: Arrow. “Han hecho una apuesta muy importante por Pure Storage, con inversión y un equipo dedicado al desarrollo de nuestro negocio”.

La especialización marca el paso con la red de distribución, integrada por 10 compañías en España y 2 en Portugal. “No queremos, en ningún caso, contar con un canal excesivo”, reitera. “Lo más importante es que sean capaces de integrar nuestra tecnología en el entorno del centro de datos”. Un canal con el que guardan una premisa: en cada proyecto, apuestan por un solo socio. “Ganamos o perdemos con él”, asegura. “La mejor política del integrador es buscar la mejor solución para el cliente y apostar por ella. Sea con quien sea; por tanto la suya debe ser una venta consultiva”.

:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here